Nuevo año, nuevo ciclo y nueva era: catálogo y talleres 2013

Aquí estamos presentes para seguir trabajando con la madre tierra, con la naturaleza y con ustedes.

Nos complace presentarles e invitarlos para que vean nuestro Calendario de talleres 2013, siempre con los temas de permacultura y conocimiento ancestral.

También les compartimos nuestro Catálogo de semillas nativas y criollas del IMAP, para cualquier información, compra/venta o intercambio. Este año estamos iniciando nuestra campaña de Guardianes de Semillas y esperamos que sean parte de ella, para producir, conservar y valorar nuestras semillas criollas y nativas, así que estén atentos.

Tendremos 2 talleres en febrero.lombricultura

Nuestro primer taller será el 11 de febrero con el tema de la lombricultura, como una forma de producir fertilizante orgánico de alta calidad de manera sencilla con la ayuda de las lombrices composteras, aquí los esperamos. Favor de confirmar su participación.

huertos familiaresTambien el 25 de febrero vamos a tener un taller sobre el tema de huertos familiares, que abordará los sistemas de producción biointensivos y el diseño de pequeños espacios de producción de alimentos.

 

 

Anuncios

Comercio Justo y Soberanía Alimentaria

Al día de hoy hablar de comercio justo implica incorporar la perspectiva de la soberanía alimentaria. Ambos conceptos están estrechamente unidos y el primero no es posible sin asumir las premisas del segundo.

 Cuando nos referimos al comercio justo consideramos una serie de criterios de producción en origen: de respeto al medioambiente, de pago de un salario digno, de igualdad de género, a la vez que reivindicamos su aplicación a todos los actores que integran la cadena comercial. ¿Qué sentido tendría establecer unos criterios para el productor y no para el punto de venta? Estos criterios, de justicia social y medioambiental, que deben ser tenidos en cuenta en todo el “recorrido vital” de un producto, están íntimamente ligados al principio de la soberanía alimentaria.

fair-trade

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a controlar sus políticas agrícolas y alimentarias; el derecho a decidir qué cultivar, qué comer y cómo comercializar; a producir localmente respetando el territorio; a tener en nuestras manos el control de los recursos naturales: el agua, las semillas, la tierra…

En la actualidad la producción agrícola responde al afán de lucro capitalista de las empresas multinacionales y de las élites políticas que las amparan; lo que comemos viene determinado por unos intereses económicos que no tienen en cuenta nuestras necesidades alimenticias ni los límites de producción del planeta; los recursos naturales están privatizados. Los alimentos se han convertido en una mercancía donde su valor original, el de alimentarnos, ha quedado en un segundo plano.

industrialfarming

Estos principios de la soberanía alimentaria aplicados al comercio justo, nos llevan a hablar de un comercio justo de proximidad, exceptuando aquellos productos que no se elaboran en nuestro territorio; de un comercio justo respetuoso con el medioambiente y controlado por las comunidades; de un comercio justo que combate las políticas neoliberales y a las multinacionales.

mercado local

De este modo, podemos hablar de un comercio justo local, ya sea en el norte o en el sur: comer fruta y verdura fresca de temporada producida por campesinos en base a unos principios de justicia social y medioambiental, acceder a estos productos a través de los mercados locales y la red de la economía solidaria. Del mismo modo que podemos hablar de un comercio justo internacional, del sur al norte y viceversa, para aquellos productos que no se producen localmente.

Aquí, si adquirimos productos como el café, el azúcar, la quínoa, debemos de asegurarnos que responden a estos principios de soberanía alimentaria, donde su comercialización internacional sea un complemento a su distribución local, a la vez que la compra de estos productos en establecimientos solidarios nos garantiza la transparencia y la justicia en todo el recorrido del producto

Visto lo anterior, ¿qué podemos decir de un café de comercio justo en una estantería de un supermercado? ¿De una miel que nos llega del extranjero? ¿De los plátanos de una gran plantación latinoamericana con su certificación correspondiente? ¿Es esto comercio justo? Si tomamos como principio la soberanía alimentaria, ninguna de estas prácticas lo es.

Una gran superficie que basa su beneficio en la explotación de sus trabajadores; en extorsionar a los campesinos y proveedores; en fomentar un consumismo irresponsable; nunca podrá llevar a cabo un comercio justo.

Que plantaciones bananeras en manos de la industria agroalimentaria, como Chiquita y Dole, produzcan plátanos con sellos de comercio justo, mientras que en otras fincas explotan a sus trabajadores y acaban con la producción local, tampoco es comercio justo.

La consecución de la soberanía alimentaria y de un comercio justo sólo será posible con el trabajo conjunto de organizaciones de base campesinas, de consumidores, sindicalistas, ecologistas… que apuesten por otro modelo de agricultura, de comercio y de consumo al servicio de los pueblos y del medioambiente. Para conseguirlo necesitamos una conciencia colectiva en todo Guatemala.

jpg_comercio_justo

Por Esther Vivas, co-coordinadora de los libros “Supermercados, no gracias” (Icaria, 2007) y “¿Adónde va el comercio justo?” (Icaria, 2006).

Festival Q’ij S’aj: San Lucas Tolimán

El Instituto Mesoamericano de Permacultura (IMAP) tiene el agrado de invitarle al Festival Q’ij S’aj, a celebrarce el próximo 10 de noviembre en San Lucas Tolimán.

Grupos del  juego  de  pelota  maya  de  cadera Chajchaay,  el  Hip-Hop Tzutuhil con  Tzutú  Baktún  Kan  y  el  Grupo Sotz’il de Sololá, con  el  apoyo  y  acompañamiento  de  la   Agencia  Española  de  Cooperación   Internacional  para  el  Desarrollo  (Aecid), de la cooperación canadiense  a  través  del  Proyecto  de  Desarrollo  rural de Sololá (Prosol)  y  la  real  embajada  de  Noruega,  promueven  la  realización  del   festival  itinerante Q’ij S’aq,   (trascendencia  en  el  tiempo), del 1 de septiembre al 12 de diciembre.

Rafael  Olivares  Hidalgo,  coordinador  del  festival, informó que  con  esta actividad  se  pretende  llevar  un  mensaje  a  la  humanidad  para  preparar  el cambio  energético  que  se  avecina  a  finales  del  mes  de  diciembre  del  presente  año.

Se  busca  crear  una  conciencia  y  promover la  meditación  de  vida  en  armonía  y equilibrio  entre  los  pueblos  y  la  madre  naturaleza  para  lograr  la  revalorización, preservación  y  desarrollo  de  la  cultura  y  sabiduría  ancestral  de  los  pueblos  originarios  de  Guatemala  a  través  del  arte, indicó.

La obra del grupo Sotz’il representa los elementos energéticos que se atraen y contraen en el cosmos para crear el fuego que da vida. Estos se desplazan en forma espiral manteniendo un equilibrio, hasta interrumpirse por los señores de Xib’alb’a, los dueños del inframundo, que espontáneamente juegan a la pelota contra los gemelos Hunajpú e Ixbalanque, representados en ese instante como el ser humano y el espíritu. Los señores de Xib’alb’a’ (los dueños del inframundo) se enfrentan a los gemelos Jun Ajpu’ e Ixb’alanke, representados en ese instante como el ser humano y el espíritu, a través del juego de pelota y diferentes artimañas. El paso del tiempo y el movimiento de las energías esenciales acompañan el conflicto entre fuerzas duales, opuestas pero todas ellas necesarias para la existencia: ¿Está la Humanidad preparada para honrar a las energías y darles su lugar para encontrar la armonía?

Dentro de las actividades se contara con el aporte del Coordinador General del IMAP Ronaldo Lec Ajcot, resaltando la importancia sobre la biodiversidad, la conservacion de las semillas nativas y la soberania alimentaria.

Programa de Actividades (Haga click en la imagen para visualizarla a tamaño completo):

Fuente: Prensa Libre, Grupo Sotz’il.

Cátalogo de semillas nativas y criollas de IMAP

imap-catalogo-semillas

El IMAP se complace en presentarles su nuevo catálogo de semillas nativas y criollas en venta, que pueden descargar en pdf en el siguiente enlace:

Si desea más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico imapermacultura@gmail.com

Taller de preparación de soya en Totolyá

imap-taller-soya-8

Esta semana el IMAP organizó un taller de preparación de soya en la comunidad de Totolyá. Aproximadamente 20 mujeres de la comunidad aprendieron cómo preparar bebida de soya, tofu o queso de soya y masa para tortillas. Se trata de una alternativa alimenticia a las tradicionales tortillas de maíz, con las que se puede combinar para enriquecer la dieta de toda la comunidad.

Este taller se llevó a cabo a modo de preparación para la cosecha de la soya sembrada en el huerto escolar de Totolyá. De esta forma, cuando los niños lleven a casa el fruto de su trabajo, sus familias ya sabrán cómo prepararlo de forma nutritiva y sabrosa.

Receta de bebida de soya

  • Poner las semillas de soya en remojo el día anterior con bicarbonato para que las cáscaras de las semillas salgan con facilidad
  • Retirar las cáscaras de las semillas al día siguiente
  • Licuar las semillas con un poquito de agua para no forzar la licuadora
  • Poner la masa resultante a cocer con agua al gusto (dependiendo de si queremos una bebida concentrada o más suave) durante 15 minutos sin dejar de remover
  • Dejar enfriar y colar usando un trapo limpio o servilleta
  • Añadir azúcar y canela al gusto

Receta de tofu

  • Para el tofu, o queso de soya, utilizaremos la masa obtenida tras colar la bebida de soya
  • Añadir sal, limón y bebida de soya al gusto
  • Escurrir la masa usando un trapo limpio o servilleta. El suero resultante ayuda a rehidratar el cuerpo y sirve como remedio para varias afecciones estomacales
  • La masa obtenida también puede dejarse secar y consumirse más adelante una vez se ha vuelto a hidratar

Campaña de recogida de basura en Pachitulul

imap-recogida-basura-1

Como bien es sabido por nuestras compañeras y compañeros, la limpieza de las zonas naturales alrededor del lago es una labor que depende directamente de los mismos habitantes de las comunidades locales.

El IMAP, en colaboración con la escuela de la aldea Pachitulul (San Lucas Tolimán, Sololá), organizó una jornada de recogida de basura. Niñas y niños, profesores, miembros del equipo de IMAP y voluntarios de otras naciones dedicaron una mañana a la recogida de todo tipo de desperdicios.

Antes de llevar esta basura al vertedero municipal, todos pudimos comprobar tristemente la enorme cantidad de desechos que van a parar a la tierra. Reunidos frente al material tomamos conciencia de la enorme necesidad que tenemos de reducir nuestro consumo, reutilizar nuestros recursos, reciclar los materiales, rechazar los productos empaquetados en plástico y reparar los aparatos estropeados para alargar su vida útil. Asimismo, la escuela Pachitulul pudo aprender los beneficios del eco-ladrillo y ya han comenzado a fabricar sus propios ladrillos ecológicos.

Todos somos responsables de la basura que va a parar a la Madre Tierra. La toma de conciencia es fundamental, pero no basta por sí sola: debemos acompañar esta toma de conciencia con actos de respeto a nuestro entorno, nuestro único hogar.

Actividades de IMAP en la Escuela Totolya

actividades- imap-huerto-totolya-4

Cada semana durante el presente año escolar el IMAP ha colaborado con la Escuela de la Aldea Totolyá en la implementación de su propio huerto escolar. Más de 80 niñas y niños con edades comprendidas entre los 7 y los 12 años han trabajado, aprendido y reconectado con la tierra durante los últimos meses, y han sentado las bases para un conocimiento de vital importancia. Además, esta actividad semanal se ha convertido en juego y diversión para todos los que participan, incluyendo profesores, personal del IMAP y voluntarios de otros países.

El proyecto comenzó mejorando parte de las instalaciones de la escuela y continuó con el diseño de un huerto en el que una gran diversidad de especies vegetales (chile, soya, camote, yuca, rábano, morera, chipilín, cilantro, cebolla, lechuga, perejil, apio…) y animales trabajan conjuntamente. El huerto escolar, antes terreno abandonado, posee además su propia barrera viva, semillero y zonas de descanso y sombra.

La actividad semanal en el huerto ha dado lugar a relaciones más estrechas entre los participantes y ha propiciado la evolución de otros proyectos. Gracias a la genial idea del eco-ladrillo, los jóvenes mantienen ahora limpio su bello entorno mientras generan recursos que serán utilizados posteriormente como material de construcción. Lo mejor de todo es que se lo han pasado en grande y han aportado su grano de arena al mejoramiento de la escuela y de la propia aldea Totolyá.

Ahora ha llegado el momento en que la propia escuela se encargará del mantenimiento y cuidado del huerto. No obstante, el IMAP seguirá de cerca su evolución organizando jornadas de cosecha de alimentos, en las que se proporcionará información nutricional y consejos de cultivo relativos a cada una de las especies cosechadas.